Pellentesque mollis nec orci id tincidunt. Sed mollis risus eu nisi aliquet, sit amet fermentum justo dapibus.

© 2019 Airi All rights reserved

Un instrumento para medir el tiempo con un sonido único

El ZEITWERK REPETICIÓN DE MINUTOS es el único reloj de pulsera mecánico con indicación de las cifras saltantes y repetición decimal de los minutos. Pulsando un botón se pueden hacer sonar las horas, los intervalos de diez minutos y los minutos. A. Lange & Söhne presenta ahora este extraordinario reloj técnico en una edición limitada a 30 ejemplares con esfera gris y una caja hecha del oro miel exclusivo de Lange (HONEYGOLD®). Confiere al reloj un sonido inconfundible.

A. Lange & Söhne presentó en 2015 con el ZEITWERK REPETICIÓN DE MINUTOS de platino una interpretación enteramente nueva de esta clásica complicación, cuyo mecanismo de extraordinaria complejidad técnica se puede oír cuando se desee. En lugar de sonar como es habitual cada cuarto de hora, lo hace en intervalos de diez minutos, correspondiendo así con toda exactitud su exclusivo sistema acústico con la indicación mecánica digital del tiempo. Si se acciona el pulsador a las 10 horas, suena un tono bajo por cada hora transcurrida, un tono doble (alto/bajo) por cada intervalo de diez minutos, y un tono alto por cada minuto. La hora que aparece en la imagen, las 7:52, sonaría con siete tonos bajos, cinco dobles tonos y dos tonos altos. Se ve lo que se oye, y se oye lo que se ve.

La perfección del sonido

En la nueva variante del ZEITWERK REPETICIÓN DE MINUTOS la indicación acústica del tiempo tiene un expresivo efecto sonoro totalmente exclusivo. La aleación de oro miel proporciona a la caja, que hace de caja de resonancia, una sonoridad y una particularidad acústica únicas. El tono es claro y reverberante, con un timbre cálido y redondo.

Anthony de Haas, director de Desarrollo de Producto de A. Lange & Söhne y apasionado de la percusión, comenta: «Cada repetición de los minutos tiene un sonido único. Aparte de los timbres y de los martillos, el material de la caja es el que más influye en el efecto sonoro. De la misma manera que un instrumento musical genera diferentes sonoridades y tonos en función del material. Y es exactamente lo que pasa con el oro miel de nuestra novedad: suena diferente a todos los demás materiales, yo diría incluso que suena completamente distinto».

«Para conseguir esta calidad del sonido todos los parámetros se han coordinado a la perfección», explica Tino Bobe, director de Manufactura. «Los timbres cuidadosamente afinados a mano producen un tono diáfano y sostenido, en perfecta armonía con la particularidad sonora de la aleación de la caja exclusiva de Lange. Todos los componentes están meticulosamente coordinados entre sí por uno de nuestros maestros relojeros. Para ello hay que desmontarlos varias veces, reajustarlos, volverlos a montar y por último, probarlos. Así, una gran parte del tiempo de fabricación se dedica a perfeccionar el sonido, porque culminar un reloj de este tipo exige tanto un oído experto como una destreza extrema.

El pulido de los timbres y el pulido negro de los martillos requiere asimismo manos maestras. Ambos componentes están armónicamente integrados en el diseño de la esfera y su trabajo se puede observar durante el proceso de repetición. El ZEITWERK REPETICIÓN DE MINUTOS HONEYGOLD proporciona así, además de una experiencia acústica, un espectáculo muy especial para la vista.

Sencillo de usar y bien protegido

Con la pasión por hacer las cosas de otra manera, los relojeros de Lange también han franqueado nuevos caminos en el mecanismo para usar nuestro reloj. Porque el ZEITWERK REPETICIÓN DE MINUTOS posee una exclusiva mecánica de pulsador para activar la sonería. Al ser el barrilete el que aporta la fuerza a la sonería, no hace falta la corredera normalmente usada para la repetición de los minutos que tensa otro barrilete.

En el mecanismo del reloj se han integrado ingeniosos dispositivos de seguridad y de bloqueo para garantizar la interacción sin fricciones de la compleja mecánica: la sonería ya no se puede activar cuando hay una reserva de marcha inferior a doce horas. Así se asegura que el proceso de repetición sea completo y que el reloj no se quede parado de manera involuntaria mientras está sonando. El límite de 12 horas aparece marcado mediante un punto rojo en la escala de la indicación de la reserva de marcha.

Cuando está funcionando la sonería se retrasa el avance de los discos de las cifras. Al mismo tiempo se bloquea el sacar la corona. De este modo se garantiza que no se vea afectado el proceso de rastreo de la sonería ni la indicación acústica de la hora. A las 12:59 horas se produce la máxima sucesión de tonos con una duración de 20 segundos. Si en ese lapso de tiempo comienza un nuevo minuto, el salto del minuto o de la hora se recupera directamente a continuación. El siguiente avance de los discos de las cifras se efectúa regularmente tan pronto como la aguja del segundero pase la marca de los 60 segundos.

Calibre de la manufactura con mecanismo de reajuste de la tensión para una fuerza constante

Como en todos los modelos de la familia de relojes ZEITWERK, en el calibre de la manufactura L043.5 trabaja un mecanismo de reajuste de la tensión situado entre el barrilete y el volante que impulsa el avance saltante de los discos de las cifras minuto a minuto. Al mismo tiempo contribuye de forma considerable a la estabilidad de la marcha al garantizar que el volante se accione con una fuerza constante durante toda la duración de la marcha, independientemente del estado de la cuerda del reloj. El mecanismo compuesto por 771 piezas se acaba laboriosamente y con extremo cuidado a mano. Tanto el puente del volante como el de la rueda de escape están grabados a mano.

Elegancia visual

El ZEITWERK REPETICIÓN DE MINUTOS HONEYGOLD se suma ahora al ZEITWERK

REPETICIÓN DE LOS MINUTOS presentado por primera vez en 2015 en platino con esfera rodinizada y a la edición de oro blanco con esfera azul oscuro presentada en 2020, limitada a 30 ejemplares. Al igual que en sus predecesores, la caja tiene un diámetro de 44,2 milímetros. Una correa de piel marrón oscuro cosida a mano completa la llamativa apariencia. Esta edición de oro miel de 19 quilates limitada a 30 ejemplares sólo está disponible en boutiques escogidas de A. Lange & Söhne.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart